jeronimo centurion Portada » Un poco más

Un poco más

joven peruano con mascarilla

Los ojos, esa porción de rostro que vemos de la gente al caminar, revela una suerte de dudosa confianza. Extraña tranquilidad.

Las mascarillas se han convertido en parte de nuestra “ropa de calle”. Pero el verano, algunas cifras alentadoras, los nuevos anuncios del gobierno referidos a la reapertura de ciertas actividades y el hecho de que a nuestro alrededor sintamos que cada vez hay menos infectados nos lleva a bajar la guardia. A bajar el estrés y relajarnos un poco.

El meticuloso ritual de desinfectar con lejía o alcohol cada producto potencialmente infectado que ingresaba a nuestro hogar también se ha distendido. Hemos comenzado a correr de nuevo. Corremos para cumplir o buscar trabajo. Pero también para escapar de una realidad que no terminamos de entender. El problema es que esa carrera, en busca de libertad y salud mental, como en España, puede ser peligrosa y potenciar la segunda ola.

Los sucesivos terremotos políticos nos permitieron dejar de pensar en la pandemia. Logramos salvar al país de una enfermedad muy grave, pero los bichos siguen allí. Igual que el virus. Pululando.

El gobierno de Sagasti llegó como un bálsamo, como un rayito de luz y poesía en nuestro peor momento, pero el Perú es bastante más complejo y sinuoso, igual que el coronavirus.

Por ello, en estos momentos de confusión, cansancio y ansiedades múltiples, creo que es importante que la comunicación pública, que en un momento nos dijo que no seamos cómplices, reconozca el enorme esfuerzo realizado por la mayoría del país. Las cifras actuales son consecuencia del esfuerzo de millones de familias que se han cuidado, sobretodo de cientos de miles de jóvenes, que no han cedido a múltiples invitaciones y han seguido cuidándose, por ellos y sus familiares.

Es momento de reconocer ese enorme esfuerzo y, ante la llegada de vacunas en los próximos meses, pedirles un último esfuerzo. Un llamado a la ciudadanía a resistir un poco más. Llevamos 9 meses dando la pelea. Nuestra salud física y mental ha sufrido, pero, de a pocos, estamos avanzando. ¿Recuerdan cuando estábamos en el puesto 8 con más infectados del mundo? Hoy estamos en el puesto 15, pero seguimos siendo el 2do país con más muertos por habitantes luego de Bélgica. No podemos relajarnos, falta poco, aguantemos un poco más.

Escrito por: jeronimo centurion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *