jeronimo centurion Portada » No es cuestión de ideología

No es cuestión de ideología

jeronimo centurion ideologia

Pareciera que aún no se dé cuenta, pero el presidente Castillo tiene una enorme responsabilidad política y social con millones de peruanos y peruanas.

La enorme ola de críticas que él y su premier están recibiendo, también recae en todos los que defendieron su candidatura. En quienes dijimos Fujimori Nunca más. Pero también en los millones de personas que se ilusionaron con un cambio. Responsable, real, viable, constructivo. Un cambio de fondo y forma para gobernar.

Una semana después de asumir la presidencia, el presidente Castillo está demostrando no solo falta de liderazgo, sino incapacidad para mantener su principal capital: la confianza de la ciudadanía.

 

Hasta el momento, más allá de lo simbólico, el gobierno revela no solo la predecible improvisación. Si no algo peor: ansiedad por la repartija del poder.

Ministerios para los miembros del partido, direcciones para los amigos y cargos de enorme responsabilidad técnica en personas sin ninguna experiencia.

Afortunadamente para el flamante gobierno, la oposición golpista no solo está desacreditada, sino que es absolutamente incapaz de distinguir la etapa preelectoral de la actual. Han insultado, discriminado y terruqueado de manera tan alegre que hoy ese discurso, por más respaldo mediático que tenga, no cala en el grueso de la ciudadanía.

Pero eso no significa, ni de asomo que la gente (hasta la publicación de una nueva encuesta me atrevería a decir que la mayoría) esté tranquila, contenta o satisfecha con el comienzo de esta gestión.

La discusión ideológica no solo es secundaria, sino elitista e irreal. Creer que este gobierno apunta a ser como Venezuela o que se quiere liberar a los terroristas para restaurar a Sendero Luminoso es más que ridículo.

Que Vladimir Cerrón sea un radical de izquierda megalómano es el menor de sus problemas. Lo grave son sus vínculos con la corrupción. La misma pura y dura corrupción que ha afectado a todos los gobiernos de este siglo, con excepción de los gobiernos transitorios de Paniagua y Sagasti.

Lo que el presidente Castillo está demostrando con este gabinete no implica un giro a la izquierda (como mucha gente espera), sino un paso en el mismo camino de todos sus antecesores. Improvisación y criollada que la ciudadanía no tolerará.

Escrito por: jeronimo centurion

1 comentario en «No es cuestión de ideología»

  1. Susana Merino Escobar

    Como siempre Jeronimo acertado totalmente en tu análisis y comentarios. Es terrible ver que no hay ningún cambio positivo para nuestro país, creo que no llega a fin de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *