Las matemáticas de Vizcarra

En política, 1 + 1 no es igual a 2. La aritmética, el cálculo frío, o él trabase de la popularidad presidencial a una campaña electoral para conseguir una curul en el próximo congreso no funcionan. Y es difícil imaginar que alguien tan listo como Vizcarra no lo sepa.

Los reporteros de todos los medios se lo preguntaron media docena de veces y media docena de veces evadió hábilmente la respuesta. “No he conversado con ningún partido político en absolutodijo al inicio. Días después dijo que debía “analizarse si era factible o no”.  Luego no lo descartó.

La confirmación oficial de su postulación con Somos Perú es el peor error de su carrera política. Con 70 % de aprobación al momento de ser vacado por el Congreso, Vizcarra pudo esperar al 2026 para construir un partido limpio y postular a la presidencia. Su buen manejo comunicacional, así como la forma soez y descarada en la que sus enemigos del Congreso le cortaron la cabeza lo colocaban para una parte importante de la ciudadanía, mas allá del bien y el mal.

Al postular tira por la borda todo su capital político. La narrativa polarizada lo ubicará fácilmente como un traidor a sus propias convicciones. Respaldará la candidatura de alguien como Daniel Salaverry, quien fue muy severo contra Vizcarra cuando él fue ministro de transportes. Irá como cabeza de lista de un partido que votó a favor de su propia vacancia.

No estamos ante sutiles contradicciones. Vizcarra quiere pasarse ahora al bando contrario. Va a postular para ser parte de aquel poder que, más allá de las personas, él tanto criticó.

Estamos frente a la decisión de una persona inteligente y calculadora. Un harakiri político solo explicable por el miedo de ir a prisión. Un temor humano. Pero a diferencia de Lula o Mujica, que lo enfrentaron por respeto a su gente y legado, Vizcarra termina dilapidando de la peor manera.  Su lectura de ingeniero le jugó una mala pasada. Las traiciones en política se pagan con creces y a este paso Vizcarra no será suficiente para que Somos Perú pase la valla electoral. Perderá soga y cabra. 

Fuente de la imagen: https://www.france24.com/es/20200912-peru-claves-destitucion-vacancia-vizcarra

Publicado por: jeronimo centurion

Esta entrada fue publicada en opinión por jeronimo centurion. Guarda el enlace permanente.

Acerca de jeronimo centurion

Jerónimo Centurión es un periodista de 48 años, ubicado en Lima Perú, comenzó su carrera a través del periodismo radial en 1994. Mientras estaba en el cuarto año de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional Federico Villarreal, para posteriormente comenzar a practicar como redactor en el diario La República

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *